Granja de Cocodrilos

Contamos con un espacio destinado exclusivamente al cuidado del cocodrilo moreletii. A continuación te mencionamos la información más relevante de ésta especie y el porqué es importante protegerla.

Taxonomía:

  • Clase: Reptilia
  • Orden: Crocodylia
  • Familia: Crocodylidae
  • Género: Crocodylus
  • Especie: C. moreletii

También conocido como cocodrilo de pantano o de morelet, cocodrilo negro o pardo, lagarto negro, lagarto panza o pantanero. Es un reptil ectotermo (sangre fría), dotado con fuertes mandíbulas, útiles para sujetar y desgarrar a las presas con dientes tecodontos (dientes en cuencas), que se reemplazan continuamente a lo largo de su vida. El tamaño promedio oscila entre 3 a 3.5 m. en estado adulto, siendo los machos más grandes que las hembras y con un abultamiento en la garganta parecido a una papada; los cocodrilos de morelet son de un gris oscuro-marrón. Tienen bandas oscuras y manchas en el cuerpo y la cola al nacer miden entre 23 y 30 cm y son de un color más amarillento. Fue descubierto en México en 1850 y lleva el nombre del naturalista francés que hizo el descubrimiento, el P.M.A. Morelet (1809-1892).

En forma general, se encuentra en áreas tropicales, cálidas y húmedas, con una temperatura media anual por arriba de los 22ºC con precipitación anual de 2000 mm o más. Se le considera primariamente de agua dulce, por lo que se le encuentra en pantanos, estanques o humedales, arroyos, ciénegas, lagunas, ríos de corriente lenta y rara vez en ríos caudalosos, existiendo algunos registros por parte de pescadores, que hablan de la presencia de este cocodrilo en aguas salobres.

Los suelos y vegetación del hábitat pueden variar en función del sitio geográfico que se trate y dependiendo de la cercanía a la costa.Se tienen registros en los Estados de Chiapas, Campeche, Colima, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Quintana Roo, Yucatán, Veracruz y como una especie introducida en Sinaloa. También se cuenta con registro de la especie en Belice y Guatemala.

 

Reproducción

Especie polígama y ovípara, maduran sexualmente entre los 6 y 8 años de edad. La temporada de reproducción se da una sola vez al año, generalmente se inicia en el mes de febrero y la anidación, aunque varía de acuerdo a la región, es hacia fines de abril o principios de mayo hasta julio, al final de la temporada de lluvias.

La temporada de reproducción es de gran actividad para ambos sexos, los machos aumentan su agresividad, territorialidad y compiten por las hembras; las hembras son selectivas y pueden agredir al macho que no acepten, aunque por otro lado esta es la única época en la cual pueden llegar a compartir una pequeña porción de espacio, macho y hembra frecuentemente.

Generalmente, la hembra anida por la noche y en solitario, aunque es posible encontrar nidos múltiples. La hembra desova entre 20 y 50 huevos, dependiendo de su tamaño, que eclosionan entre 65 a 90 días después de incubación en vida silvestre. El tiempo de incubación depende de la temperatura y humedad, la temperatura oscila entre los 28 y 32ºC, mientras la humedad relativa del nido es en promedio del 90%. Como en otras especies de reptiles el sexo de las crías de cocodrilo morelet se determina por la temperatura a la que los huevos se incuban, siendo así que con temperaturas de 34 °C se producen crías 100% machos, con temperaturas de 32 °C y 30 °C nacerán en un 100 %hembras.

La hembra cuida del nido celosamente permaneciendo en sus cercanías hasta la eclosión de los huevos, se han llegado a registrar nidos con huevos de 2 o más cocodrilos hembras lo que supone que tienen la capacidad de compartir su nido, al nacer las crías miden entre 23 y 30 cm, con un peso aproximado de 35 gramos y pueden crecer a razón de 2 a 2.4 por mes, Después de que los huevos han eclosionado, el cocodrilo hembra mete sus crías dentro de su boca y las lleva dentro del agua donde estarán protegidos por ambos padres y más tarde los dejarán a su suerte. A medida que el animal crece, la velocidad de crecimiento va disminuyendo en forma progresiva y proporcional.

Alimentación

Son animales carnívoros, por lo tanto la dieta debe ser satisfecha preferentemente con carne fresca y/o vísceras de mamíferos, aves y/o peces. La cantidad de alimento mensual requerido en promedio es de 4 a 6% (10 a 15 kg) de su peso corporal por semana dividida en el número de veces que se le ofrezca comida, dependiendo esto también de la estación climática. Los individuos pequeños se alimentan de insectos, caracoles, crustáceos y babosas.

 

Cuidados

Para las instalaciones se debe hacer una revisión de las condiciones generales de la tela ciclónica y desagüe para evitar al máximo posibles fugas.

Hay que poner especial atención en los ejemplares que se alejan más de 5 a 10 metros de la orilla del agua, ya que esta conducta puede observarse en animales que están heridos o enfermos.

Debe tenerse en cuenta que al entrar en temporada de reproducción y hasta el término de la postura no se debe hacer ningún tipo de manejo.

Los cocodrilos pueden ser peligrosos para el hombre bajo tres condiciones:

  1. Por hambre
  2. Por defensa territorial
  3. Por defensa del nido y crías

 

Impacto

Ecológicamente algunos han considerado a los cocodrilos como especies paraguas (Las especies paraguas son aquellas especies seleccionadas para tomar decisiones relacionadas con la conservación, usualmente porque protegiendo estas especies, se protegen de forma indirecta muchas otras especies o ecosistemas).

Con sus hábitos cavadores y sus movimientos habituales, forman canales y reservorios de agua en la época de sequía que sirven de refugio a aves acuáticas y otros animales asociados al agua.

Culturalmente los cocodrilos tuvieron un impacto en las culturas Precolombinas, mismas que han quedado representadas en códices y en edificaciones de los antiguos mexicanos, representando deidades, figuras calendáricas, etc.

Protección

Los factores de riesgo son similares al de otras especies de México y están dados en forma directa por una eventual captura y explotación de la especie. Se sabe de la existencia de captura clandestina y comercio ilegal de pieles. Otro factor es la destrucción y fragmentación del hábitat por actividades humanas y la creciente contaminación en todo tipo de ecosistemas ocasionada por la mancha urbana.

Desde el 2001 esta especie de cocodrilo se encuentra en la clasificación de “Bajo protección especial” por parte de la NOM-059 (NOM = Norma Oficial Mexicana), y aunque las cifras de especímenes parecen mejorar y ser más positivas año con año es importante no reducir los esfuerzos de conservación para esta especie de cocodrilo.

Es por ello que en el año 2013 se aprueba la creación de nuestra UMA intensiva que lleva por nombre “Cocodrilos de Nautla” con clave de registro SEMARNAT-UMA-IN-CR-0160-VER/13, la cual se creó con la firme intención de proteger y conservar a esta especie de cocodrilo endémica de nuestro país, también contamos con programas de reintroducción a la vida silvestre de ejemplares de cocodrilo moreletii nacidos y criados en nuestras instalaciones, esto con el apoyo y supervisión de SEMARNAT para garantizar las mejores condiciones de reintroducción para nuestros especímenes liberados.

Actualmente contamos con un estimado de:

  • 15 Cocodrilos reproductores (9 hembras y 7 machos).
  • 54 Cocodrilos de tamaño variable entre 1.20 y 2metros.
  • 45 Cocodrilos menores a 1.20 metros.
  • 100 Crías de cocodrilo de 1 año o menos de edad.

Cabe mencionar que todos nuestros cocodrilos están divididos de acuerdo a su tamaño en instalaciones lo suficientemente amplias para albergarlos de una manera respetuosa y efectiva para llevar un control de los ejemplares y así evitar la sobrepoblación y el estrés en los cocodrilos.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *